Querida treintena



Querida Treintena, 
antes de que llegues te voy a pedir un par de cositas POR FAVOR

Si Antonio Banderas viene a Gran Canaria en busca de nuevos talentos y se echa una cerveza en el bar al que siempre voy, que no esté yo en el baño.

Si algún día tengo que acelerar el paso en una noche oscura, que sea porque quiero saludar a George Clooney que está al final de la calle.

Si, por el contrario alguien me persigue a mí, que sea porque me confundieron con Sofía Vergara.

Si alguien piensa que me falta más sal, que sea porque me va a invitar a un tequila.

Si voy al hospital, que sea porque alguien ha tenido un niño.

Si se me sale una lágrima, que sea porque se me metió rímel en el ojo.

Si algún hombre me enamora y luego me abandona cruelmente por una veinteañera, que tenga yo suficiente inspiración para escribir un libro de éxito mundial que se traduzca a tres idiomas titulado: Las Almorranas de mi ex novio. (Les hémorroïdes de mon ex petit ami, My ex-boyfriend's hemorrhoids)

Si lo anterior ocurre, que mis amigas no me dejen escribir ese libro.

Si mis amigas insisten en que no escriba ese libro, que yo les haga caso.

Si tengo que apoyar a alguien en algún drama, que esté relacionado con elegir mal el corte de pelo.

Si tengo que dar alguna explicación complicada, que sea sobre la aplicación del mínimo común múltiplo y máximo común divisor en la vida real.

Y si en mi examen de oposición me pongo nerviosa, que las soluciones estén con letra pequeñita en la última hoja.

Bastante poco te estoy pidiendo en comparación con lo que consiguió la Veintena, así que no te quejes.
Nos vemos en dos días. 
Vete preparándote. 
Kisses.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total