Vete a la porra, cielo

Amiga, hoy quiero recordarte una verdad que duele, pero que debemos tener muy presente en nuestro día a día: El número de hombres en el mundo es inferior al número de mujeres. Full Stop.

La cantidad de varones que viven en la faz de la tierra es insuficiente, y este dato nos confirma varias teorías:

1. Partiendo de la base de que Dios es una mujer, podríamos afirmar que es IMPOSIBLE que sea heterosexual.
2. Muchas mujeres (en concreto tú y yo) estamos destinadas a pasar la primera mitad de nuestra vida sin una compañía masculina estable y la segunda con el ex-marido de otra.

Pero bueno, ya basta de flagelaciones (nunca había escrito esta palabra), vamos al lío.

Hoy les voy a hablar de esos hombres por los que sentimos una atracción especial. Ese tío con el que nunca has tenido nada más que amistad, y sin embargo, la conexión que tienes con él es más que evidente. Las buenas vibraciones que hay entre los dos son indiscutibles. Y lo que hay detrás de todo esto no es sólo una atracción sexual. Y ÉL LO SABE.

¡Y tanto que lo sabe!

Yo siempre he pensado que las conexiones son mutuas: las dos personas lo notan. Y si no es así me da igual, a mí me gusta pensarlo.

Sólo hay un pequeño problema: el momento perfecto nunca llega. El cabrón del destino se las arregla para cruzarte con él cuando tiene una novia fantástica, o cuando acaba de encontrar una amiga con derecho a roce que parece un ángel de Victoria Secret, o cuando tú has engordado diez kilos, o cuando va a irse dos años a un viaje místico por la India para encontrarse a sí mismo. O tal vez no cuadre porque te enrollaste con uno de sus amigos, o con su primo, o con su abuela. Quién sabe.
Sea como sea, siempre hay un jodido problema de por medio.

A pesar de estos impedimentos, él coquetea contigo. Quizás sea un tonteo sutil, pero tontea!

¡Y tanto que tontea! Sólo le hacen falta dos copas de vino para quitarte con la mirada el sujetador wonderbrá, las medias reductoras, la faja adelgazante y el tanga de Piolín de calidad dudosa que te compraste en los chinos.

Sin embargo, al mismo tiempo procura evitarte, espera a que seas tú la que envíe el primer mensaje, intenta no quedarse a solas contigo. Y cuando desapareces del mapa durante algunos meses, él siente alivio, le viene bien olvidarse de que existes.

Pero basta cruzarse otra vez para que la historia re-comience. Tonteos encubiertos, miraditas de flirteo y lo que es peor, conexión psíquica irrefutable, afinidad espiritual absoluta, cohesión mental extraordinaria, telepatía asombrosa... (tenías que haberlo leído con el tono de voz de Esperanza Gracia)

Hasta que la situación llega a su límite y te cansas

Te das cuenta de que ese idiota está esperando a que se alineen los planetas, o a nacer en otra vida para atreverse a dar un paso, y yo no sé si hay otra vida... pero probablemente no.

El juego de coqueteo absurdo aburre, y él está tan seguro de que le devolverás esa mirada perversa después de tu segunda copa que, cuando te ve, se pone calzoncillos nuevos.

Y no, joder. No.

Es una putada, porque tú no habías conectado así con nadie hasta ahora. Pero ese tío te pone ojitos y luego se va a dormir con otra persona.

Y no joder, no. Tal vez sea el momento de decir hasta aquí.

Tanto tiempo esperando a que te toque una teta y al final lo único que te toca es la moral.

Que se vaya pa'l carajo.

Ya verás como te echa de menos.



(IMPORTANTE: También cabe la posibilidad de que tú seas una loca psicópata y todos esos coqueteos sean producto de tu imaginación.)

11 comentarios:

  1. Quizas el teme que en respuesta al toque tetil tu le respondas con una trompada.
    En estos casos lo mas aconsejable es que tu empieces con el manoseo y ya veras los resultados.
    Y te digo otra cosa, estos amores llevan al altar. Por lo menos uno de los dos terminara alla.

    ResponderEliminar
  2. Tensión sexual no resuelta la llaman en las series y mira si se hacen largas, no, eternas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además todo el mundo tiene (o tuvo) alguna!

      Eliminar
  3. ¡¿Y dónde está tu iniciativa?! No seas aburrida, ponle tú la teta en la mano. ¡Vamos, valor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La iniciativa se puede llevar casi siempre en casi cualquier ocasión, lo que pasa es que cuando la otra persona ya tiene un compromiso... hay que esperar a que sea el otro el que se atreva a avanzar!

      Eliminar
  4. He acabado por casualidad en tu blog y me ha resultado muy simpático lo que escribes; te leeré de vez en cuando. En cuanto a lo que comentas al principio, es cierto, me parece que la razón anda, más o menos, en cinco o seis mujeres por cada hombre a nivel global; es hasta cierto punto curioso el intercambio de papeles que se ve a menudo: hombres desesperados por encontrar pareja y mujeres que van de auténticas divas... A qué se debe esta engañifa de la naturaleza (?).

    Saludines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Billy por todos tus comentarios y por tu interés en mi blog! Me gusta tu reflexión: demasiadas mujeres haciéndose las divas por ahi y demasiado hombre desesperado, es un buenísimo tema para un post!
      La verdad es que por todo lo que me has comentado se nota que entiendes al 100% lo que escribo, que captas las ironías y que eres capaz de ver en qué sentido están escritos los post. Te aseguro que si me sorprende es porque no todo el mundo comprende mucho de lo que digo!

      Un beso enorme, pásate cuando quieras

      Eliminar
  5. Entonces he aprobado en tejuroquesoynormalogia? (XD) En realidad no es mérito mio ni algo que se le pueda reprochar directamente a nadie. Uno de los mayores problemas de la sociedad es la falta de atención, por el exceso de estímulo; es muy difícil hacerse entender.

    Yo creo que escribes claro, claro y bien.

    Un besote, te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto,eso de andar con la incertidumbre! a algunos les gusta jugar a eso.Bueno, en principio parece divertido pero pasa el tiempo un dia te miras al espejo y notas que se te ha caido el pelo,solo uno_en mi caso,y pues una quiere algo serio de vez en cuando jeje.y coincido con el chico de arriba, la gente no se hace entender, no quiere entender o simplemente no entiende..:´/.bueno pero voy con tu positivismo!un saludo :D

    ResponderEliminar
  7. Luego dirán que cualquiera entiende a las mujeres...y a los hombres? Acaso nosotras somos las únicas enrevesadas? Lo cierto es que a todos nos gusta saber que otro/a babea por nosotros, nos gusta hacernos de rogar, parecer difíciles de conseguir cuando en realidad estamos deseando caer en brazos de la otra persona. Todo sería más fácil si fuéramos más claros, más directos...pero, la intriga y el juego, también tienen su encanto! ;)

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total