Mi voluntariado Europeo: Frases de niños

Llevo dos días trabajando con niños de 5 años y ya tengo anécdotas para recordar.

Ayer, cuando llegué a la clase por primera vez, expliqué que era española y que por eso hablaba un poco raro. Al final del día cuando todos los niños se estaban yendo, uno se acercó y me dijo muy serio:

-¿Sabes? aunque seas española nosotros comprendemos muy bien todo lo que nos dices.

(Quise comérmelo a besos)

***

Un niño me pide que me acerque y que le amarre los cordones, y cuando me pongo a ello me dice:

-Te voy a decir una cosa
-Dime
(Se me acerca al oído y me dice susurrando)
-Eres muy guapa

(No creo que vuelva a vivir otro momento más romántico en mi vida)

***

-Entonces tú hablas español
-Si, soy española y por eso hablo español
-Y seguro que conoces muuuuchas muchas palabras en español
-Sí, claro
-¿Y en francés?
-En francés conozco menos palabras
-Pero en español muchas, a que sí?
-Sí en español sí
-¿Pues sabes qué? Yo conozco muuuuchas  muuuchas palabras en francés!

***

Me enfadé con un niño porque se quitó los zapatos y no se los quería poner, lo deje sentado en su silla y le dije que hasta que no se los pusiera no iba a poder salir al patio a jugar. Estuvo un buen rato sentado, mirándome con cara de enfadado, hasta que al final optó por ponerse los zapatos. Cuando lo hizo me acerqué a él corriendo, le dije "MUY BIEN!!" y le choqué la mano. Más tarde, todos estábamos jugando juntos a un juego y yo gané, él vino hacia mí corriendo, me chocó la mano y me dijo "MUY BIEN!", morí de amor.

***

-¿Cómo te llamas?
-Me llamo Pierre-Emmanuel
-¿Puedo llamarte Pierre?
-No, me llamo Pierre-Emmanuel. P-I-E-R-R-E E-M-M-A-N-U-E-L
.
.
Unas horas más tarde...

-¿Me lees una historia?
-Es que no sé leer en francés
-No pasa nada, inténtalo!
(empiezo a leer como puedo, él me mira extrañado, se levanta de mi lado y se aleja diciendo)
-Qué rara es esta chica...

***

Y hoy, después de un largo día de trabajo con ellos (pues todos sabemos que los niños son lindos pero cansinos también), antes de volver a casa se me acercó una niña:

-María, eres guapa, eres la más guapa del mundo.

(Y entonces yo pensé: si fueras un hombre, tuvieras 20 años más y tuvieras barba me casaría contigo)

-Eso es imposible, porque la más guapa del mundo eres tú.



7 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con Pierre-Emmanuel... -Qué rara es esta chica... :p
    Alguien me dice que el director quiere hablar conmigo, voy hasta la oficina, y me dicen que el director aún no ha llegado. (Qué extraño, pienso…) Regreso al aula, la luz apagada, las cortinas cerradas, un pastel con velitas en el escritorio, y todos cantando el feliz cumpleaños. (Sorpresa, era el día de mi cumpleaños). Me tuve que sentar, se me aflojaron las piernas. Ese día aprendí a llorar de emoción, uno cree que va a enseñar, y termina aprendiendo más de lo que enseña…
    Beso chica rara! :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta clarísimo, nosotros aprendemos mucho más, ellos crecerán y tendrán sólo algún vago recuerdo de nosotros, pero para nosotros será imposible olvidar ese tipo de gestos. Qué bonito es ser niño!

      Eliminar
  2. Qué monadas! Qué trabajo más gratificante!!
    El momento superromantico me ha encantado!
    Disfruta de tus pequeños franceses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! de los más gratificantes que existen! Aunque cansan una barbaridad... jajaja

      Eliminar
  3. Qué bonito es trabajar con niños :)
    Yo llevo un verano muy guay gracias a ellos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta su naturalidad, ellos en el futuro se olvidan de nosotras, pero para nosotras es imposible olvidarnos de ellos!

      Eliminar
  4. Los niños son de lo poquito bueno que queda en el mundo! :)

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total