Él ya no te quiere


Ya no te quiere. 
Ya no es a ti a quien quiere invitar a cenar, ni tu sujetador el que quiere desabrochar cada noche.
A él ya le da igual que te pongas el vestido rojo, el top blanco con escote a la espalda o el tanga de encaje negro.
Porque no, porque ya no te quiere, y cómo jode...

Pero ¿cómo es posible que deje de quererte ahora?, precisamente ahora, ahora que no te daba miedo el compromiso, ahora, en tu mejor momento, con tus estudios acabados, con tus ganas de evolucionar, con tu pelo tan largo, liso y brillante. Ahora que tienes el cuerpo que quieres. Justo ahora. ¡¡AHORA QUE ESTÁS MÁS BUENA QUE NUNCA!! Y sin embargo, a él le da igual...

Ya podría haberte avisado de qué día tenía pensado desenamorarse de ti, así tú lo habrías dejado un día antes y le habrías pedido el número a ese chico de la biblioteca que te miraba con ojitos deseosos. Ese chico con el que seguro que no te vas a volver a cruzar.

Pero por mucho que te duela, el simple hecho de no quererte no lo convierte en mala persona. Las conexiones se pierden, el tiempo pasa, y él... pues él ya no te quiere y poco puedes hacer para remediarlo.

Aunque empieces a utilizar tu pintalabios rojo, tacones más altos, ropa más bonita... aunque te vuelvas más simpática, más graciosa, ya sus sentimientos se han acabado.

Y ¿sabes? cuando ya no te quieren... poco importa de quién sea la culpa. Poco importa si algún día te quiso de verdad o no, poco importa si ahora va a tocarle la piel a una chica más alta. Lo que más importa es, sencillamente, que a ti ya no te quiere.

Y hay que tenerlo claro, muy claro, sólo así se consigue tener la fuerza suficiente para sacar sus maletas de tu vida, sin olvidar nada que te haga ir tropezando por tu apartamento. Hay que sacarlo todo aunque tu casa se quede momentáneamente más vacía que nunca.


Él vivirá lo mismo algún día, si eso te hace sentir mejor. También se sentirá roto, sólo, y perdidamente enamorado de alguien que dejó de quererlo. Lo vivirá, pero no contigo.

No sé quién tuvo la genial idea de inventar el funcionamiento del amor, pero es así y hay que joderse

Y tú deja de preocuparte, que cuando tu tristeza pase y estés disfrutando plenamente de tu soltería, sin ganas de preocuparte por nadie, ya vendrá algún espabilado a tocarte en la puerta.

9 comentarios:

  1. Es un misterio, pero las mujeres están más buenas y bonitas que nunca, justo en ese momento en que alguien las deja de querer. Bonitas y vulnerables, una combinación explosiva...
    Qué pena que tu puerta me quede a 11.000 kilómetros de distancia :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta esa combinación en un chico! jajaja.
      No te preocupes, si paso cerca de tu casa llamaré al timbre

      Eliminar
    2. Vulnerable, y bonito por dentro... Por fuera soy bastante parecido a Shrek... (Aunque no tan verde)... Deberías pensarte muy bien eso de llamar al timbre de mi casa, no sea que cuando abra la puerta, mueras del susto. Jajaja!

      Eliminar
    3. Bueno, lo de no ser verde es un punto positivo!

      Eliminar
    4. Muy bien! Siempre hay que ver el lado positivo de las cosas...Yo creo que a todo Sherek, más tarde o más temprano, le llega su Fiona... :-)
      Beso!:p

      Eliminar
  2. Qué entrada más triste... Creo que todos hemos pasado por ahí, y la parte buena de eso es que sabemos que de amor no se muere uno, o de desamor, por muy putas que las pases, que las pasas... Hay que intentar pensar, como bien dices, que cuando estés completa de nuevo y encuentres tu trocito de felicidad, alguien volverá a remover tu mundo y montar de nuevo un caos feliz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si hubiera leído esta entrada antes, me hubiera enfadado por estar pasando precisamente por ese momento. Pero ahora me encanta, no puedo estar más de acuerdo! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tenerlo claro, pero cuesta y duele aceptarlo!

      Eliminar

Páginas vistas en total