Voluntariado Europeo: Llegada a Fécamp



Estudiaré francés en verano, me dije, así volveré con mas base a Francia, me dije...

Día 18 de enero, me subo en el avión y el destino me lleva a sentarme junto a un joven y apuesto surfero francés que me da conversación. 
-Estoy triste porque hoy termina mi Erasmus en Gran Canaria...
-Pues vaya casualidad, precisamente hoy empiezo yo con mi servicio de voluntariado en Francia!

Y aquí, queridos amigos, familia y gente que no conozco pero que me sigue, comenzó todo.

Aterricé en París con una sensación muy buena, la idea de volver a pisar el suelo francés para quedarme por una temporada me hacía feliz. Así que debo decir que llegué con ganas de comerme el mundo, dispuesta a todo, con paso firme y decidida a afrontar todo lo nuevo que me llegaba, con la cabeza alta y la motivación a tope, y cuando me bajé del tren que me dejó en Rouen (Normandía), entre tanta ensoñación y sentimiento altruista, me tropecé y volé literalmente por encima de mi maleta aterrizando en el lado opuesto, pero no se preocupen porque, ante todo, caí con glamour.
Esa fue la forma que tuvo Normandía de decirme: HOLA MARIPI, BIENVENIDA A LA REALIDAD.

Y la realidad llegó en forma de ex jugador de baloncesto, mi tutor. Mi tutor, que se llama Jean-Emmanuel y que yo me las arreglo siempre para no llamarlo por su nombre porque me es difícil decir "Jean", me estaba esperando en la estación (y no vio mi glamurosa caída, gracias a Dios). Todavía me quedaba una hora de camino en coche para llegar a mi destino. Una hora de camino en coche con un tío de 1'95 de altura y que no habla NADA de español. "Le preguntaré cosas" pensé, "así tendrá que hablar él y yo no hablaré tanto".
Finalmente todo se desarrolló con bastante naturalidad. Llegamos a Fécamp y él había olvidado las llaves de mi piso así que tuvimos que ir a buscarlas, luego fuimos a cenar y el se olvidó del dinero y tuvo que ir a buscarlo. Tras esta sucesión de hechos pensé "Bien, se parece a mí". 
[[[Jean-Emmanuel, si está traduciendo esto en google traslation quiero decirle... HOLA!]]]

Llegué a mi nueva casa después de cenar con unas ganas terribles de darme una ducha de agua ARDIENDO. Puse música motivadora y me desvestí contenta pensando: YA ESTOY EN MI NUEVO HOGAR! Me metí en la ducha y cuando abrí el grifo el agua estaba CONGELADA, y he de asegurar que "congelada" no significa fría. Congelada significa que si me hubiera bañado con esa agua me habrían amputado alguna parte del cuerpo seguro. Salí desilusionada de la bañera diciendo MIERDA, MIERDA Y MIERDA! En el baño, medité qué podía hacer ¿No bañarme? ¡¡si estaba apestando!! ¿Calentar en un caldero el agua? ¡¡si los calderos que tengo son minúsculos!! Al final, mientras pensaba en pelota picada bajo una gran frustración, abrí el agua del lavamanos y allí sí había agua caliente. Total, que el misterio tiene una resolución muy sencilla: en la bañera los colores estaban al revés el ROJO es FRÍO y el AZÚL es CALIENTE, así que pude darme una laaaarga ducha y luego me fui a dormir.

Todo no acaba aquí, pero para no volverlos locos ya les explico un poco más en el próximo post.
BESOS A TODOS!!!




2 comentarios:

  1. jajajaja, me ha matado lo de los colores del grifo!

    ResponderEliminar
  2. Por la foto, Fécamp parece precioso! Te deseo mucha suerte en tu aventura francesa! ya seguiré pasando por aquí para estar informada :)
    jajaja yo también me he reído mucho imaginándome la escena de la ducha! XD suerte que resolviste el misterio
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total