Me despido


Sé que no volverás y no puedo negarte que eso me entristece.

Te aseguro que me encantaría mirarte a los ojos, levantar la mano a modo de despedida, y despedirme finalmente con total y absoluta dignidad, como si no me molestara saber que vas a marcharte... pero no puedo.

No paro de repetirme que lo pasado, pasado está, y que lo vivido... ya se vivió, que esto no es más que una etapa que pasará, que dejarte ir es lo mejor que puedo hacer.
Sí, la teoría es increíblemente fácil.
Pero a veces pienso que el mundo da muchas vueltas ¡muchas! tantas que tal vez un día la vida gire y gracias al destino caprichoso, sin saber porqué ni cómo... vuelvas a estar un minuto a mi lado, aunque sea un mísero minuto y nada más. Aunque no tenga una explicación realmente lógica.

Deja que piense que tal vez volverás y me harás sentir lo que sentí contigo, que tropezaremos el uno con el otro, que volveré a oler tus ganas y tus buenos momentos, y que volveré a reírme de todo lo que me cuentes. 
Deja que lo piense... aunque mi mente tenga muy claro que jamás ocurrirá.
Perdóname, pero hoy no quiero tener que suponer que acompañarás a otras personas, quién sabe a cuántas... pero que ninguna volveré a ser yo. 
Ya sé que debo asumirlo, pero hoy dame una tregua, y permíteme que, antes de cerrar esta puerta y de continuar mi camino, imagine que siempre vas a estar a mi lado... que antes de salir de mi vida vas a darte la vuelta y te vas a quedar, aunque no sea cierto.

Y si te vas y no puedo remediarlo, dime que alguien vendrá y me dará mucho más de lo que tú me diste, dímelo por favor, porque aunque no me lo crea... necesito escucharlo.



Adiós queridos 24, este es el último día que paso a tu lado. Si no me hubiera dado pena despedirte significaría que no habrías sido tan bueno... ojalá mis 25 sean la mitad de increíbles de lo que lo fuiste tú.

(Hoy fui al Corte-Inglés para comprarme una crema hidratante y el dependiente me recomendó una que PREVIENE LAS LÍNEAS DE EXPRESIÓN. Desde aquí quiero decirle: Gracias, HIJO DE PUTA.)

Mañana es mi cumple.
Estoy en un punto en el que ya no sé si crezco o envejezco.

2 comentarios:

  1. ¡Feliz cumpleaños!
    Estarás creciendo y envejeciendo, las dos cosas al mismo tiempo, si tu nombre no es Benjamin Button…
    El pobre dependiente, no tiene la culpa, de tener una madre prostituta :p
    Beso!

    ResponderEliminar
  2. con un poquito de retraso... pero felicidades!!!!! espero q pasaras un gran día :)
    Un besote!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total