La dependencia amorosa y los macarrones.



Qué mala es la dependencia amorosa.
Ser dependiente de una pareja es como ser un plato de macarrones.
Un plato de macarrones tiene un gran valor energético, es cierto. También contiene proteínas, minerales y vitaminas. Es bajo en grasa. Es recomendable para la regulación del tránsito intestinal (qué bien suena esto cuando una utiliza las palabras adecuadas). Y por si fuera poco, está implicado en la formación de la serotoninta ("sustancia del buen humor").

Aparentemente ser un plato de macarrones no es algo malo, pero sólo aparentemente, porque al fin y al cabo ¿qué tiene de especial ser una masa de agua y harina? 

NADA.
No, no tiene nada de especial, no le des más vueltas.

Los macarrones se comen acompañados de otro producto, ya sea salsa de tomate, de queso... incluso de vodka (Yo tampoco he probado esta última opción).
No importa si te los comes para almorzar o cenar, siempre van acompañados, y si no es así se vuelven  insípidos, sin vida, nada apetecibles. Pierden sentido cuando van por libre.

Las personas, aunque nacemos siendo dependientes, tenemos la capacidad de crecer y elegir la "comida" que queremos ser. Mientras unos deciden ser pechugas de pollo (algo que podemos comer sin guarnición), tener una relación amorosa con un Appletiser (algo que se puede beber sin necesidad de un plato de comida) y juntos crear un almuerzo inigualable, otros caen en el error de ser macarrones y se aferran a su salsa de tomate como si en ello se les fuera la vida, pero lo peor de todo es que sienten que solos no valen nada.

Mírate a un espejo, tú eres más que un macarrón. Las relaciones dependientes dañan el alma, y eso no hay Almax que lo cure.

-En realidad a él no le importa si salgo... si le aviso con tres semanas de antelación y vamos sólo mujeres, claro. Pero bueno... es normal.
-Cállate, macarrón.

2 comentarios:

  1. Siempre me hacen reír tus entradas. Siempre.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja no me había yo planteado ser macarrón o pollo pero mira tendré que pensar lo que soy...

    ¡Oye! que me quedo contigo guapa y muchas gracias a ti por tu compañía
    el último beso que soy muy besucona

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total