Experiencia aeropuertil poco agradable



1 de agosto. Me dispongo abandonar la ciudad del amor de forma indefinida (que no definitiva). Llego al aeropuerto cargada como una mula, con una maleta grande, una maleta pequeña y un bolso de mano inmenso en el que podría caber perfectamente el cadáver de un jugador de la NBA y su perro rottweiler.

Me pongo en cola para facturar y después de un rato esperando me doy cuenta de que en los monitores sale lo siguiente:
ALERTE ATTENTAT

Confundida, miro a mi alrededor esperando a que alguien comente algo sobre el tema, pero nadie dice nada. La gente estaba tan sorprendentemente relajada que parecía que ellos en vez de "alerta por atentado" habían leído "zona wifi".

Yo, para no parecer diferente, intento aparentar normalidad, pero entonces me doy cuenta de que LA ÚNICA COMPAÑÍA QUE TIENE EL AVISO ES LA MÍA.

JESÚS DE MI CORAZÓN.

Llega mi turno para facturar y me doy cuenta de que tengo 9 kilazos de sobrepeso. La tía me hace una factura y me manda a otro mostrador. El otro mostrador me manda a otro sitio. Y así me tienen un rato, paseando del tingo al tango, hasta que empieza a sonar por megafonía que el vuelo de Las Palmas iba a cerrarse.

Yo, que no podía permitir que se me escapase un vuelo que me había costado un riñón, dos dedos del pie, y mi ventrículo izquierdo, abrí la maleta desesperada, cogí con las manos toda la ropa y los zapatos que pude y me fui directa al control de seguridad.
La cara del tío del control cuando vio la cantidad de cosas que llevaba encima fue un poema.

-Se trajo usted el ropero al completo, ¿verdad señora?
-No estoy para bromas, cabronazo.
(Vale, eso no se lo dije)

Pasé el control POR LOS PELOS y cuando me puse en la cola para entrar al avión pensé: ¿Me estará diciendo el destino que no coja este vuelo?

Cuando me toca entrar al avión, el chico coge mi billete, pasa el código de barras por la máquina, y se enciende una luz roja con un sonidito estridente.

Eh... ¿ESTO ES UNA BROMA O QUÉ?
En unos pocos milisegundos me imaginé esposada, acusada por terrorismo y enviada a una cárcel turca. 

El chico vuelve a intentarlo y vuelve a salir la luz roja.
Por tercera vez, luz roja.
¿Me estará GRITANDO el destino que no coja este vuelo?
¿TENDRÉ UN PROBLEMA GRAVE DE SORDOCEGUERA ANTE LAS SEÑALES DEL UNIVERSO?

El tío termina por buscarme en el ordenador, y me deja pasar.
Yo ya no sabía si estaba contenta por haber entrado o no. La situación empezó a parecerme una película surrealista y casi podía escuchar a los espectadores desgañitándose:

PERO POR QUÉ TE SUBISTE AL AVIÓN MARIPI, POR QUEEEEEEEEEEE

Me senté en mi sitio y el avión comenzó a dirigirse a la pista de despeje.
Me invadió una sensación de tranquilidad: por fin había pasado el mal trago.
Y entonces, cuando estábamos a punto de despegar:

Señores pasajeros les habla el comandante. En este momento no podemos despegar a causa del tráfico aéreo. Volveremos a nuestro punto de partida y lo intentaremos más tarde.


WHAT THE FUCK??????????????????

15 comentarios:

  1. Cuando mas nos desesperemos por algo, mas dificultades se presentaran.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pero no nos dejes así!!!! Tardasteis mucho en despegar? Qué pasó con el atentado ese? Te desmayaste del nerviosismo y despertaste al llegar pensando que lo habías soñado todo????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja tardamos un rato en despegar y no me pude dormir en todo el vuelo por culpa de tooodo lo que me pasó, y eso que yo siempre que voy en avión me pego unas buenas siestas!

      Eliminar
  3. Para verte por un agujerico con todos los cataticos!! jajaja (qué maño me ha quedado el comentario! jaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo tenía la sensación de que de verdad alguien me miraba y se reía de mí!!

      Eliminar
  4. Me gusto tu blog y la soltura con la que escribes. Me quedo por ahí leyendo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Quédate por aquí que hay sillas de sobra!

      Eliminar
  5. Si es que viajar en avión se parece cada día más a pagar porque te peguen, pero creo que lo de la transportación está aún un poco verde.
    ¿todas las maletas salieron correctamente? Pues prueba superada ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad que nunca he tenido problemas con las maletas y menos mal porque habría sido el colmo!!

      Eliminar
  6. Está claro. El universo te mandaba señales para que no te marcharas... Ahí te lo dejo, Maripi. Cruda realidad. Bueno, no seamos fatalistas. A lo mejor era para darte la oportunidad de bajarte por si no aguantabas la emoción de la nueva etapa que se abre ante ti ;).
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira yo no lo había visto de esa forma... pero me gusta!!!

      Eliminar
  7. Ay qué mal rato... yo también hubiera pensado eso de las señales del destino y hubiera echado un viaje asqueroso, ains!
    Cómo terminó la cosa?
    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. este blog esta buenísimo. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. jajajaja hubiera pensado lo mismo que tu...señales luminosas del destino...

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total