La tía de la cara amable



Cuando conseguí este voluntariado en la ciudad de Mâcon (Borgoña) me dije a mí misma que era el momento ideal para apuntarme a clases de francés.
Al fin y al cabo, después de estar viviendo aquí durante todo este tiempo, ya debería darme vergüenza eso de hablar como si me faltara un hervor.

Encontré una asociación que daba cursos gratis para extranjeros a cuatro minutos de mi casa. La cercanía es una característica básica, pues desde hace mucho tiempo sufro un tipo de enfermedad rara llamada GANDULITOSIS, y  por culpa de mi estado avanzado a veces tengo síntomas muy difíciles de combatir como: ganas de dormir las 24h del día, repelús a todo lo que implique memorizar y crisis de angustia extrema cuando alguien me obliga a escribir el verbo "ÊTRE" o "AVOIR" en todos sus tiempos. 

Yo me conozco muy bien, y sabía de antemano que si encontraba algún curso a más de 30 minutos de mi casa, AL FINAL IBA A ACABAR YENDO A CLASES MI TÍA ROMINA, y ya te adelanto que no tengo ninguna tía que se llame así. 

Así que yo fui, muy contenta, a pedir información a la asociación que se encargaba del maravilloso curso. Allí me recibió una mujer de cara amable, que al final resultó que de amable tenía lo mismo que yo de afroamericana. 

- Hola, he visto que aquí se dan cursos de francés para extranjeros y yo soy española
- El curso empezó hace un mes 
- Me adaptaré muy bien, yo ya sé hablar, me pondré al día muy rápido 
- Pero es que el curso empezó hace un mes 
(Aclaración: las clases son una vez por semana, por lo tanto, sólo se habían dado 4 clases) 
-Pero verá, es que yo acabo de llegar a Mâcon ahora, estoy haciendo un servicio de voluntariado así que no gano mucho dinero, me vendría muy bien un curso como este para mejorar un poco
-... ... ... (mirada penetrante) ... ... ... es que... mmm... ehh... ... ... ... estamos completos 

Yo creo que si en vez de afirmar que estaban completos me hubiese dicho que una nave espacial había abducido a la profesora y que ahora todos los que trabajaban allí se dedicaban a la prostitución para poder pagar el rescate, me lo hubiese creído más.

-Lo que usted puede hacer, si lo desea, es venir el año que viene, así le buscaremos un hueco y podrá venir a las clases 
-Bien! Me quedaré en Mâcon hasta julio así que perfecto, volveré en enero 

-... ... ... (mirada penetrante)... Mire... mejor apúntese en una academia, son caras, pero tome este folleto
-¿Esto es muy lejos? (por eso de la gandulitosis, ya saben) 

-No, no, que va...

Salí de la asociación decidida a ir a la academia para ver cuánto me podía costar. Paré a dos personas por la calle y ninguna supo decirme dónde estaba. La tercera persona a la que le pregunté me miró y me dijo amablemente: señorita, ESTO NI SIQUIERA ESTÁ EN MÂCON...

Y me fui a mi casa pensando que, por una vez que reunía la fuerza de voluntad suficiente como para apuntarme en clases, el universo me daba la espalda,

No es que yo no sea comprensiva, pero digo yo, que si fuese un curso destinado a sacarte el C2 del marco común europeo de referencia para las lenguas, pues vale, pero coño, que era un jodido curso gratis para no equivocarte al pedir pan en la panadería ¿qué más le daba contar con una alumna más?

Encontré otro curso muy cerca de casa que no era caro y me apunté, pero aún así unos días después hablé con mi jefe y le pedí que llamase a la tía de la cara amable para preguntarle si quedaban plazas en las clases gratis.

Mi jefe llamó y...
 tachan, tachaaaaaan
.
.
.
LAS PLAZAS APARECIERON MILAGROSAMENTE!

Fíjate tú, qué casualidad

Así que volví a la escuela, me acerqué a la tía de la cara amable, la saludé con una sonrisa oreja a oreja y fui directamente a hablar con la profesora.
En breve comenzaré un nuevo curso de francés sin pagar un duro.

Besitos.

4 comentarios:

  1. Entonces, las cuñas no solo son made in Spain...que no tengo ni idea de cómo se dice en francés...ya nos contarás tu ;) suerte!

    ResponderEliminar
  2. Bien por ese as que tenías en la manga. Ya nos contarás cómo van las clases, y cada vez que veas a la tía de la cara amable, sonríe, mucho :)

    ResponderEliminar
  3. Los enchufes funcionan tan bien en Francia como en España, eh? :P

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total