El capullo se arrepentirá de haber sido un capullo (siempre y cuando tú no hayas sido una hija de puta)



Todos nos enamoramos, hasta los más insensibles. Todos nos entregamos por completo en algún momento de nuestra vida, todos perdemos la cabeza por alguien, pero como ya se sabe... todo principio tiene su final, así que todos hemos vivido alguna vez el fin de lo que se suponía que era una bonita historia.

No es la primera vez que hablo del desamor en mi blog, de los quebraderos de cabeza que este causa y de los dolores de barriga que nos impiden comer durante algunos días, de como lloramos hasta que se nos hincha la cara y nos salen ojeras, de como nos miramos al espejo y nos sentimos feas, de como creemos que se nos acaba el mundo, ese mundo que conocíamos y en el que nos sentíamos tan bien.

Todas sabemos que hay mejores y peores formas de ser dejadas. OJO, que ser dejada duele, sea como sea, pero no es lo mismo que tu novio piense que no te quiere como antes y que por eso decida acabar con la relación, a que tu novio conozca a una morenaza de pelo largo, se la tire tres veces y a la cuarta se dé cuenta de que quizás no te quería tanto como él pensaba.

Existen muchas formas de ser un capullo: una muy evidente es poner los cuernos, callarte y continuar con la relación hasta que la otra persona se dé cuenta. Hay otra forma que no es tan obvia pero yo también me atrevería a llamarla cuernos: ese chico que te deja y que a los dos días está con una chica nueva, lo que significa que durante el tiempo que estuvo contigo, estuvo también tonteando descaradamente con ella... CABRONAZO.

Pero bueno, sea como sea, cuando alguien nos hace daño nosotras lloramos y pataleamos, subimos o bajamos kilos del disgusto, nos pasamos meses sin sexo y sin ir al cine a ver películas de amor. Pero el tiempo pasa, lentamente, pero pasa y todo acaba por mejorar.

Pero ¿y el capullo?
Yo tengo una cosa clara: EL CAPULLO SE ARREPENTIRÁ DE HABER SIDO UN CAPULLO (siempre y cuando tú no hayas sido una hija de puta). No me refiero a que después de dejarte se vaya a sentir tan disgustado que quiera volver a tu lado otra vez, claro que no, él ya no te quiere y te lo demostró con su actuación. Me refiero a que si metió la pata ALGÚN DÍA SE DARÁ CUENTA y ese momento llegará CUANDO LO JODAN A ÉL.

Cuando su corazón se haga trocitos, cuando jueguen con sus sentimientos... será entonces cuando empezará a pensar en lo buena persona que tú fuiste y en lo bien que lo trataste, y se quedará con la sensación de no haber sabido valorarte lo suficiente.
Y justo ese día te llegará un mensaje al móvil en el que te pedirá perdón, tal vez muchos meses o incluso años después de haberte retirado la palabra, será un día en el que ya haya pasado tanto tiempo que el perdón a ti te dará igual, y cuando ese mensaje llegue, será cosa tuya responderlo o no.

Por eso yo creo que hay que DISFRUTAR DEL AMOR en mayúsculas, enamorarse hasta las trancas, entregarse y confiar, porque si algún día un insensible decide jugar con nosotras... nosotras tendremos la tranquilidad de saber que no fue por nuestra culpa, que nosotras dimos todo lo que teníamos, y que él no tenga una, sino mil excusas, para acabar echándonos de menos.

Porque si estuviste con alguien y nunca te echó de menos, algo debiste hacer mal...

5 comentarios:

  1. Jajaja! Me encantó el título!
    Creo que eso hoy en día vale tanto para hombres como para mujeres. (¿El femenino de "capullo" es "capulla"? ¿No verdad? No sé... :p)
    A mí me han llamado después de dos años (sí, ¡dos años!) pidiendo perdón... Es desconcertante...
    Beso Maripi!

    ResponderEliminar
  2. Creo que hay que ser un gil, para pedir perdon a un amor perdido. Duele que lo dejen, es verdad y a veces tambien duele el dejar un amor.
    Uno podra darse cuenta que aquella que dejo es, y sera mejor que la actual y a uno le dolera, pero llamar o buscarla para decirle: FUI UN ESTUPIDO, es una estupidez, salvo que el cretino sea un capullo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Eres como una profeta, hace poco me ha vuelto a hablar uno de los que me mando a freír espárragos.
    Afortunadamente para mí lo superé de la mejor manera y me di la oportunidad de salir con alguien más *y más mono*.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Qué buen post!! Estoy de acuerdo con todo, todito, todo.
    Me ha gustado mucho leerte, un saludo!!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total