Voluntariado Europeo: ¿Qué estoy haciendo exactamente?


Hoy les cuento un poquito más sobre mi voluntariado europeo.

Como ya he dicho en algún post anterior estoy haciendo varias cosas. La mayor parte del tiempo trabajo en casas de acogida (niños entre 7 y 15 años aproximadamente) y como hay varias voy rotando cada dos semanas, allí juego con ellos a juegos de mesa, hacemos fotos, pulseras... o simplemente les hago compañía. El ambiente de trabajo es bueno, los educadores son jóvenes y agradables. Puedo notar perfectamente que vivo en un pueblo pequeño porque la gente es mucho más cercana, así que me alegro mucho de estar aquí y no en una gran ciudad.
Antes Fécamp vivía de la pesca, pero la pesca cayó en picado y este hecho hizo que muchas familias perdieran su dinero. Es un pueblo en el que vive gente muy rica, pero también gente con pocos recursos y problemas sociales como el alcohol, embarazos adolescentes... etc. Esto hace que, aunque sea una población de tan sólo 20.000 habitantes, las instalaciones relacionadas con la acción social, como los centros de ocio para jóvenes, sean GENIALES. Sinceramente no estoy muy al tanto de cómo se enfrenta este tipo de problemáticas en Gran Canaria, pero lo que está claro es que aquí se mueven muchísimo para salvar esta situación.

Colaboro en un taller de lectura para niños, es evidente que con mi increíble y fantástico francés... soy incapaz de leer (por ahora), así que les estoy enseñando una canción en español.

Todos los jueves doy clases de salsa a adolescentes y generalmente también suelo hacer el calentamiento de los adultos. Para mí es muy difícil estar concentrada en los pasos mientras hablo francés, así que, sin ninguna duda, es el trabajo en el que tengo peor expresión verbal. ¡Lo mejor es que con ellos estoy aprendiendo a bailar Rock&Roll!

Esta es la actividad regular que tengo, pero mi rutina a veces cambia, he trabajado en centros de ocio para niños, en una ludoteca, pronto haré alguna intervención en los institutos de la zona y hace poco me propusieron participar en un proyecto muy interesante.

Lo mejor de todo... empiezo a mejorar mi francés!!!

La experiencia esta siendo buenísima, así que animo a todos los que me están preguntando cosas sobre el voluntariado europeo a NO PENSARLO DOS VECES Y TIRARSE A LA PISCINA!

À bientôt!!!

9 comentarios:

  1. Tiene súper buena pinta las cosas que haces, jo. Y aunque nunca te lo he dicho, me gusta mucho cómo te toams todo.
    Muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias!! la verdad es que no esta nada mal lo que hago, estoy muy contenta por ahora!

      Eliminar
  2. Felicitaciones, es de una persona muy valiente el tirarse a la piscina sin saber nadar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Suena genial. Me alegro de que las cosas sean maravillosas para ti, de q le saques tanto partido, y q además disfrutes!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sii habra que disfrutar de los buenos tiempos que los malos llegan sin avisar, BESAZOS!

      Eliminar
  4. Me gusta la idea... ¿podrías mandarme info sobre como obtener info al respecto? :-)

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro que si, el fin de semana te envio algo!!!
      :D :D

      Eliminar
  5. Qué privilegio! Trabajar de esa manera es un gran privilegio!
    Hice ese trabajo aquí en Sudamérica durante cinco años, y es completamente diferente, aquí no hay ningún privilegio. Por estas tierras la pobreza está muy asociada a la marginalidad, a la violencia, a la corrupción del gobierno y al narcotráfico. Aquí arriesgas tu vida ayudando a los demás, porque en los barrios pobres no hay ley, ni policía, ni gobierno, ni nadie que te proteja. Y en general, el gran problema es el hambre, especialmente entre los niños más pequeños. Hambre y violencia.
    De todas maneras, uno comienza a trabajar con mucho entusiasmo, porque tiene la ilusión de cambiar las cosas. Pero al poco tiempo te das cuenta que nada va a cambiar, que no sirven de nada ni los informes, ni los correos, ni las quejas, ni los gritos pidiendo ayuda. Nadie responde… Ni el gobierno, ni Cáritas, ni nadie… (En realidad si responden, te dicen que para hacer tu trabajo, no debes involucrarte emocionalmente con los pobres. Como si fuera posible no involucrarte emocionalmente frente a un niño que llora porque tiene hambre, que llora porque siente vergüenza de decir que tiene hambre).
    Y al fin, terminas sacando dinero de tu bolsillo, junto con otros compañeros, para comprar comida. Mientras que los alimentos destinados a la ayuda social, se pudren en los depósitos. Nadie me lo contó, lo vi con mis propios ojos, depósitos enormes de Cáritas, con toneladas de alimentos en mal estado, que no se entregaron a los más necesitados, por cuestiones políticas. (Esa es la respuesta que dan cuando preguntas: “Cuestiones políticas”)
    ¿Denunciarlos? ¿A quién? ¿Para qué? Si los mismos corruptos que se roban el dinero destinado a los pobres, son los encargados de impartir justicia…
    Lo soporté durante cinco años, no estoy orgulloso de haber abandonado el trabajo, tampoco me siento un cobarde, sucedió que llegué a un punto en que me sentía muy enfermo. Me estaba arruinando la salud, había perdido mucho peso y vivía muy angustiado.
    Tenés que agradecer todos los días -y mucho- por el privilegio de trabajar en las condiciones en que trabajas. Es un gran privilegio, no te olvides nunca de agradecer.
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantos problemas que no podemos arreglar nosotros solos... si todo el mundo que tuviera dinero tuviera tambien conciencia social otro gallo cantaria!
      Y aunque hayas abandonado seguro que les hiciste mucho bien, y seguro que te recordaran con cariño. Yo pienso que es dificil trabajar aqui donde trabajo, porque los niños tienen pasados muy jodidos como relaciones sexuales no consentidas y violencia, me imagino en sudamerica que ademas de todo eso se suma el problema del hambre...
      una experiencia que te ayudo a crecer, eso segurisimo!!!

      Eliminar

Páginas vistas en total