Un yo que sé, que qué se yo...


Admito que me levanto con más ánimo si es para hacerte el café.
Y que la tostada con mermelada y mantequilla hasta me sabe mejor.
Y cepillarme los dientes no me parece tedioso cuando intuyo que el beso mañanero está por llegar.
Y me ducho más contenta cuando sé que vas a acercarte lo suficiente como para oler mi champú.
Y la repetición de la alarma que te obliga a levantarte por fin, me parece música y no un ruido toca-cojones.

Admito que tus "buenos días" con voz ronca me saben a ORGASMO.
Y tu risa mañanera me suena a poesía.
Y que tu mirada me sube tanto la autoestima que no me hace falta echarme ni una gota de maquillaje.

Y salgo a la calle con una sonrisa idiota.
Y me da la impresión de que, precisamente esta mañana, mis objetivos están un poco más cerca de lo habitual.
Y comienzo mi día con esa seguridad que pocas veces tengo.

Admito que a veces te miro a conciencia cuando ni siquiera te das cuenta y pienso que si tú estás tan bueno y estás conmigo... yo también debo ser un quesito ¿No?

Admito que, cuando te veo con esa cara hinchadísima por el sueño acumulado, aún me tiembla algo por dentro, yo no sé lo que tienen tus ojeras mañaneras, pero gracias a ellas ponerme en marcha me resulta MUCHO MÁS FÁCIL...

Sólo espero que no estés aquí simplemente de visita...


BUENOS DÍAS BELLAS FLORES!

3 comentarios:

  1. "Buenos días y guías, si tú me lías" Mancantao!! =)

    ResponderEliminar
  2. Que lindo lo que escribiste! Me encantó!
    Mucha suerte!
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo el pensamiento optimista de que la gente que merece la pena nunca está solo de visita.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total