Las segundas partes nunca fueron buenas



Cuando somos pequeños nos encanta lo nuevo. Ir a un nuevo colegio. Hacer nuevos amigos. Pasar a un nuevo curso. 
Lo nuevo nos apasiona tanto que incluso somos capaces de echarle un vistazo al libro de matemáticas, esa asignatura que tanto odiamos, antes de empezar las clases.
En cambio cuando pasamos de cierta edad, la cosa cambia. Nos asusta ir a la Universidad. Encajar con gente nueva se nos hace dificil. Nos limitamos a hacer la primera lectura de los libros una semana antes del examen. Y en el amor también encontramos diferencias.

SEAMOS SINCEROS resulta tremendamente pesado enamorarse por segunda vez. Con lo fácil que es regalar algo bonito para el cumpleaños de tu pareja, esa que tanto conoces, a la que sabes a dónde invitar, aquella que sabes cómo reaccionará cuando le digas que rozaste su coche sin querer, esa que sabe dónde esta tu punto G...
Pero luego pasa lo que pasa, comemos muchas galletas de coco, y ya sabes...

Y entonces es cuando SE SUPONE que debemos estar preparados para algo nuevo. Nuevas parejas SIN LIBROS DE INSTRUCCIONES (¿será celoso? ¿coqueteará demasiado con las chicas cuando sale? ¿si como mucho delante de él pensará que soy vaca burra? ¿su ex tenía las tetas más grandes que las mías? ¿tendré que enseñarle lo que es el clítoris? ¿ESO QUE ACABO DE ESCUCHAR FUE UN PEO?). Por eso es tan fácil continuar con la costumbre, buscar segundas partes y volver con ese novio que se "tomó un tiempo", o incluso, alargar la relación hasta que acaba por quebrarse brúscamente. Amigos, el gandulismo es la causa de las segundas partes y de la prolongación indevida de las primeras. Somos así. Estar con la misma persona nos da la seguridad de no fallar con los regalos de Navidad.

PERO descubrir cosas nuevas, aunque implica ESFUERZO, también es apasionante ...Además, ante la duda sobre qué regalar para las fiestas Navideñas a ese nuevo novio siempre puedes obserquiar con un "cheque regalo". Ideal para las primeras partes, que esas
SÍ QUE SON BUENAS!

Cari, no metas el dedo ahí que eso no me gusta... (¡¡¡MIERDA!!!, ¿le metía el dedo ahí a su ex?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total