El día que tú te des cuenta.



El día que te des cuenta de que es más efectivo postergar lo "obligatorio" y no aquello que realmente quieres hacer.

El día que te des cuenta de que cumplir tus sueños SÓLO TE BENEFICIA A TI.
De que hay pecados que NO son pecado.
De que eres más normal de lo que pareces.

El día que de des cuenta de que cualquier cosa que decidas le sentará mal a alguien.
De que el momento perfecto NUNCA llega.
El día que te des cuenta de que las cenas románticas a la luz de las velas son ABURRIDAS.
De que querer agradar SIEMPRE a los demás se traduce en ser IMBÉCIL.

Cuando ese día llegue, te olvidarás de ahorrar dinero para un alquiler y TE LO GASTARÁS EN VIAJES. Lucharás por aquello que quieres cumplir aunque acercarte a tu sueño ponga en peligro tu ESTABILIDAD. Pecarás, aunque se lo ocultes a tu madre. Aceptarás tu normalidad con orgullo.

Harás lo que sientes, y a la porra el momento ideal. Cambiarás las dos velas de tu cena de aniversario por MÁS LUZ Y MUCHOS ESPEJOS. Y tal vez con un poco de suerte... incluso serás feliz.

...Ahora mismo, una joven pareja ve la tele en su sillón. Él está locamente enamorado de su mejor amiga. Ella está locamente enamorada del administrativo de su empresa. Ellos, que ya se habían cansado de tocarse mutuamente antes de vivir juntos, esperan a que uno de los dos acabe con la relación que los une. Y mientras él fantasea con besar a su amiga, y ella con invadir el espacio vital de su compañero de trabajo, comienza la publicidad. Y entre anuncio y anuncio, planean tener un hijo.

Sin embargo, en la casa de al lado. Una mujer separada y un joven butanero, locamente enamorados el uno del otro, apagan la tele y hacen el amor. Al acabar, escuchan que en la planta de arriba llora el bebé que tienen en común, fruto de esos momentos de pasión que desde el primer día no pudieron evitar.

El día de que te des cuenta de que esto es más REAL de lo que parece. Ese día, cuando estés dispuesto a actuar como realmente quieres, justo cuando estés preparando tu maleta para ir a Malta, Noruega o Venezuela. Ese día... avísame,
por que cojo una toalla, un abrigo, unas bragas...¡¡¡¡¡¡Y ME VOY CONTIGO!!!!!!

4 comentarios:

  1. Ojalá ese día llegue pronto.

    ResponderEliminar
  2. muy bueno !
    fátima Marrero

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu blog! he llegado de casualidad y no puedo parar de leerlo!!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado!!! Espero que las próximas entradas no te decepcionen ;-)

      Eliminar

Páginas vistas en total