Pequeñas cosas que despiertan nuestro interés en los hombres

Hoy les hablaré de esas pequeñas cosas que despiertan nuestro interés en los hombres, cosas que no están destinadas a generar morbo pero que, sin querer, lo hacen y ellos no se dan ni cuenta... o sí.

Debo decir que esto no deja de ser una opinión personal, ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito, aun así, espero que alguna fémina se sienta identificada y de esta forma poder seguir pensando que todo lo que pasa por mi mente es fruto de mi normalidad.

El perfume masculino. No sé si será verdad eso de que el perfume se hace con vómito de ballena (a día de hoy se puede leer cualquier cosa en internet), pero si es así, apuesto a que el de la mujer se hace con el vómito de una ballena que come regularmente POTAJE DE BERROS y el del hombre con una que come POLLO AHUMADO A LA MANDARINA. No sé qué demonios tiene el perfume masculino, pero causa efectos irremediables en las señoritas. Y no hace falta que cueste 40€ el frasco de 12 ml. Un hombre con dos gotas de colonia barata, aunque sea del Alcampo, puede despertar las feromonas de las mujeres que están su alrededor. Las mías seguro.

Los chicos con estilo. Hay miles de hombres en el universo (aunque son menos que las mujeres, y esa te la tengo guardada querido Dios) y miles de estilos diferentes. Cuando yo hablo de un "chico con estilo" no me refiero a los que visten con una tendencia muy marcada tipo hipster, esos jovencitos que se afeitan a conciencia para tener ese bigote tan especial, sino a aquellos que se calzan unas zapatillas bonitas, un jean, cualquier camiseta y lo llevan con gracia. Esos "hombres con estilo" no son conscientes de que tienen estilo. Y cuando esos varones tienen que vestirse de chaqueta y corbata por una vez en su vida, puede entreverse un aire de descuido moderado en ellos que rompe con la elegancia del momento, (alguna pulsera de hilo en la muñeca, una barba que no está recortada a la perfección...¡ah! y el pelo ligeramente despeinado. Amo a los hombres despeinados ¡¡¡DEBERÍAMOS QUEMAR TODAS LAS GOMINAS DEL MERCADO!!!)

La guitarra. Es un cliché bastante extendido, la guitarra suele ser algo que "atrae" a las mujeres (yo me incluyo entre ellas), pero tengo que decir que lo que gusta en realidad es ver a los chicos haciendo algo que les apasione, porque cuando ellos hacen algo que se les da bien, transmiten seguridad en sí mismos... ¡Y NO HAY NADA MÁS ATRACTIVO QUE UN HOMBRE CON SEGURIDAD EN SÍ MISMO!  Si les gusta cantar pues cantar, si les gusta jugar al fútbol pues jugar al fútbol, y si les gusta tocar el triángulo... bueno, no tengo tan claro que tocar el triángulo sea sexy. 

Hombres que lloran. No sé por qué, pero siempre he tenido la idea de que si voy con un chico al cine a ver una película triste y llora, acabaría por gustarme mucho más. Voy a aclarar que cuando utilizo la palabra "llorar" no hablo de que el chico entre en una pequeña depresión momentánea y acabe por limpiarse los mocos en mi hombro, ¡¡¡sin exageraciones, por favor!!! me refiero a que se le salten las lágrimas y que intente disimularlo, es algo que demostraría que, aunque sea un hombre, tiene sentimientos. Pero la verdad es que debo admitir que es una idea absurda e incoherente, más que nada porque yo jamás lloro con las películas y considero que también los tengo...

Los hombres y los niños. No hay nada más hermoso, bello, increíble y maravilloooooso que ver a un chico jugando con un niño. Divisar entre la gente a un apuesto mozo con un bebé en los brazos es lo más sexy y tierno que mi retina puede contemplar, siempre y cuando no sea su hijo... porque si es su hijo, queridas amigas, significa que está oficialmente fuera del mercado. Y si está oficialmente fuera del mercado no podemos hacer otra cosa que contemplarlo desde lejos, seguirlo con la mirada mientras nuestras hormonas silban y ladran, mientras nuestro cerebro se pregunta el porqué la vida ha sido tan cruel con nosotras y mientras nuestros labios pronuncian, sin emitir ningún sonido...
LA MADRE QUE LO PARIÓ...

8 comentarios:

  1. Lo del perfume es que seduce directamente :) Madre mía!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se por que nos gusta tanto pero es una realidad!!!!

      Eliminar
  2. Bravo, amiga. Es que coincido contigo en todo. Lo de la colonia es algo que me mata, sinceramente, creo que si me cruzo con un tío que huela bien por la calle, se me quedan los ojos en blanco y se me van los pies detrás del susodicho. Y lo de los niños... siendo maestra... es que me derrito!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué me dices de los padres jóvenes que vienen a recoger a sus hijos.... MUERODEAMOR

      Eliminar
  3. Tienes toda la razon, el olor de un chico nos embelesa y de tal manera que yo me quedo en las nubes. Lo que has dicho de los chicos despeinados, a mi personalmente me atraen muchisimo cuando llevan con tanto estilo el pelo así, están tan tan... ay. Pero es que los padres estos jovencitos que ves en el parque con sus hijos en brazos a mi me da ganas de comérmelos a besos a los dos, pero como has dicho, maldices a todo por no haberlo conocido antes de que se casara. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Creo que has definido al 99% de la población femenina hetero jejejeje Qué mal cuando hueles un perfume que te "inspira", te giras y ves a un chico/hombre/cosa que no te gusta nada...jejejeje Con este post, muchos cogerán ideas ;) besos!

    ResponderEliminar
  5. Qué bien me lo paso leyéndote! jaja
    Aiiii las guitarras fueron/son mi perdición, y si además cantan que te cuento.
    Y totalmente de acuerdo con un chico jugando con un niño: ADORABLES. Es para ponerse un babero.
    un beso!

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo con todos los puntos, aunque como el primero... ninguno. Yo a veces me arrimo, así, casi imperceptiblemente, a oler al de al lado en el autobús, o por la calle... jajaja!! Como las locas... serán las feromonas!!
    Besos!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total